¿Que es el eyelash lifting y por qué deberías –o no– intentarlo?

Las pestañas que siempre quisiste tener pueden hacerse realidad con este procedimiento

(Foto: pexels.com)

(Foto: pexels.com)

Por Analuz Rodríguez

Tener las pestañas largas, rizadas y tupidas es el sueño de toda mujer. Afortunadamente, existe una manera de mantenerlas así por varias semanas, sin necesidad de usar postizas y sin tener que recurrir a una cuchara o enchinador en ningún momento. Se llama eyelash lifting, también conocido como lifting de pestañas.

Esta maravillosa técnica, que dura entre 45 y 50 minutos, hace que tus pestañas luzcan rizadas naturalmente y con efecto de traer mascara desde que despiertas hasta que te vas a dormir. Lo mejor de todo es que no requiere la incrustación de pestañas que no sean las tuyas y tampoco el uso de pegamentos extraños, peligrosos o incómodos.

Así es como se hace

Te dejamos el paso a paso de cómo se realiza un lifting de pestañas para que te sientas con mayor seguridad:

1.   Para empezar, se limpian muy bien las pestañas y párpados con un algodón, con la intención de retirar cualquier tipo de residuo.

2.   Se coloca el bigudí en los párpados, éste será seleccionado dependiendo el largo de las pestañas, para luego adherir cuidadosamente cada una de ellas sobre él.

3.   Cuando las pestañas están pegadas al bigudí, se añade en la base de las mismas la sustancia que las riza y se deja durante 20 minutos, apróximadamente. Transcurrido ese tiempo se retira el exceso.

4.   En caso de que se desee, posteriormente se echa líquido permanente y el tinte para pestañas y ambos se dejan por otros 20 minutos.

5.   Finalmente, las pestañas son aseadas y se retira el bigudí. ¡Notarás el cambio al instante! Y definitivamente lucirás una mirada más seductora.

Cabe mencionar que la duración del eyelashes lifting varía entre las 4 y 7 semanas (incluso hasta más), dependiendo de diversas características de las pestañas naturales y las condiciones a las que sean expuestas.

¿El eyelashes lifting es para mí?

Solo hay tres cosas que debes tomar en cuenta para saber si dicho procedimiento es compatible con tus pestañas y contigo:

  • Que tus pestañas no sean demasiado cortas. Si usar una cuchara o un enchinador para rizarlas se te hace súper complicado debido a su tamaño, lo más probable es que adherirlas al bigudí y aplicar las sustancias también será un reto y no dé los resultados esperados.
  • Que no tengas huecos o unas pestañas más chicas que otras. Si por accidente te arrancaste algunas pestañas, lo ideal es que esperes a que te hayan crecido y alcancen su tamaño original.
  • Que estés abierta a invertir para tener unas pestañas fabulosas durante las siguientes semanas.

Ahora que lo sabes todos sobre el eyelash lifting, ¿qué esperas para animarte?